UN CASO DE SÍNDROME URÉMICO HEMOLÍTICO CAUSADO POR ESCHERICHIA COLI O104: H4

UN CASO DE SÍNDROME URÉMICO HEMOLÍTICO CAUSADO POR ESCHERICHIA COLI O104: H4 (Resumen)

(Original A Case of Hemolytic Uremic Syndrome Caused by Escherichia coli O104:H4. Archivo: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2688167/)

INTRODUCCIÓN

El SUH es causado a menudo por E. coli enterohemorrágica (EHEC), principalmente O157:H7. El primer aislamiento de este serotipo en un paciente con SUH en Corea se registró en 1998. Recientemente se han aislados otros serotipos, pero la mayoría de brotes y casos esporádicos es por O157: H7. Se presenta el primer caso de E. coli O104: H4 asociado con SUH y tratado con éxito por el recambio plasmático y la hemodiálisis.

CASO CLÍNICO

Ingresa al hospital una mujer de 29 años con dolor abdominal y diarrea con sangre; sin antecedentes médicos específicos. Se hizo coprocultivo y recibió hidratación intravenosa. Al segundo día, disminuyó su volumen urinario y se desarrolló un edema generalizado. Fue trasladada a la Universidad Nacional de Chonnam Hospital (CNUH). El frotis de sangre periférica mostró anemia hemolítica microangiopática. El diagnóstico de síndrome urémico hemolítico se hizo en base a la aparición de insuficiencia renal aguda, anemia hemolítica, trombocitopenia y que en el coprocultivo se identificó E. coli O104: H4 (mediante la reacción en cadena de polimerasa para la virulencia asociada a genes de ECEH). Pero otros serogrupos de ECEH relacionados, incluyendo la E. coli O157: H7 no se encontraron.

Durante cuatro días, la paciente recibió hemodiálisis, intercambio de plasma y plasma fresco congelado. El día catorce ocurrió una convulsión tónica de repente, pero la TC y EEG no mostraron anormalidad. Para el día 20 el recuento de plaquetas aumentó y la hemoglobina se elevó, mientras que el recuento de reticulocitos y lactato de deshidrogenasa se redujeron. El frotis de sangre periférica no presentó anemia hemolítica. Después del día 21, dos muestras de heces dieron resultados negativos para la E. coli O104:H4. El día 27 fue dada de alta y recibió seguimiento ambulatorio.

DISCUSIÓN

La cepas de la E. coli enterohemorrágica (EHEC) y la productora de toxina Shiga E. coli (STEC) pueden provocar colitis hemorrágica y síndrome urémico hemolítico. ECEH O157:H7 ha sido documentado como la causa de los grandes brotes e infecciones esporádicas alrededor del mundo, cuales resultan del consumo de carne de res molida mal cocida y otros alimentos. Nuestro paciente frecuentemente comió comida rápida, en especial hamburguesas, existe la probabilidad que el ECEH O104:H4 haya sido transmitida por este medio. Sin embargo no se investigó el origen de la infección de ECEH O104:H4, colitis hemorrágica asociada con O157:H7, ni otras caracterizadas por melenas, poca fiebre o exudado inflamatorio en las heces.

A pesar de las enfermedades diarreicas sean autolimitadas, un número de niños y adultos han desarrollado posteriormente una potencialmente fatal SUH o púrpura trombocitopénica. El uso de agentes antidiarreicos en niños menores de 10 años de edad o en pacientes de edad avanzada se debe evitar, ya que aumenta el riesgo de SUH con infecciones por ECEH. La tasa de mortalidad es del 3% al 5% en los niños pequeños y el 30% de los pacientes con SUH desarrollan insuficiencia renal permanente, hipertensión, o secuelas neurológicas.

En otros países ya se han registrado infecciones por ECEH O104: (H, H2, H7, H21). Sin embargo esta es la primera descripción de O104:H4 asociado con SUH en Corea. ECEH O104: H4 produce una toxina como la Shiga, verocitoxina, que pueden causar daño directo de células renales y endoteliales y puede aherirse al epitelio intestinal resultando en diarrea con sangre. La trombocitopenia se produce como consecuencia del consumo de plaquetas, anemia hemolítica y los resultados de la deposición de fibrina intravascular, fragilidad de los glóbulos rojos, y la fragmentación.

El intercambio de plasma, que separa el plasma de la verocitoxina y sus productos de degradación, pueden disminuir los efectos de la toxina. En 1996, un brote de ECEH O157: H7 demostrado la eficacia potencial del intercambio de plasma en la reducción de la mortalidad en los ancianos, el 83% de los que no tienen un intercambio de plasma murió frente al 31% que sí recibieron el intercambio de plasma.

Sigue siendo controvertido el papel de la plasmaféresis en este tipo de infección, (el informe) sugiere que podría mejorar los resultados en adultos con diarrea sanguinolenta. También se recomienda que las bacterias que producen toxina shiga, incluyendo EHEC O157:H7 y O104:H4, deben ser consideradas en todos los pacientes con diarrea con sangre signo de SUH.

Share on Google Plus

Sobre Lourdes Sánchez

"La consulta de artículos ha sido de gran ayuda durante mis años de estudio, espero contribuir un poco a la siguiente generación de internautas."
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario